La sentencia.

Un día alguien me dijo: "cuando veas que anda con alguien más, te vas a morir"
Esa persona conocía a la perfección mi historia, y no fue sólo un comentario, fue una profesía, una sentencia. Hoy sus palabras resuenan como nunca en mis oidos... veo tan cerca ese momento y cada vez me asusto más, lloro y no duermo...
Qué tonto es el ser humano!!! Siempre esperando a que alguien lo quiera y sin dejar de querer a la persona equivocada... Al parecer aquella capacidad del hombre de amar y ser amado sigue siendo conservada, no se ha perdido.
Entre dos que se quieren el cariño distinto ha de ser, mientras uno da entera su vida, otro sólo se deja querer, estas palabras se las decía a una amiga y no creí que pudiera llegar a comprenderlas tan pronto.
Por qué no he de llorar y por qué no he de dejar de dormir... a fin de cuentas es lo único que puedo ofrendar a una historia de amor... No sé, déjenme echarle la culpa a cualquiera, a la crisis económica o al calentamiento global, a lo que sea... pero no puedo callar lo que siento, dejen que el llanto disminuya el dolor que llevo dentro.
Yo nunca creí que la vida pudiera cambiar tan drásticamente, que una persona ajena a tu ser pudiera construir o destruir un mundo, tu mundo, con sólo un par de palabras... hoy lo compruebo.
Me da pena y me da rabia, pero he de confesar que tengo miedo... sí, miedo... a perderle...
Posted on 6/05/2008 12:06:00 a. m. by RAÚL and filed under , | 1 Comments »

1 comentarios:

carlos dijo... @ 22:49

uno piensa que puede controlar su propia vida aunque desgraciadamente hay veces que la vida se sale de nuestro control y entonces es cuando la vida toma el control de la nuestra y ahora ella manda y dispone y piensa y juega y hace y deshace y nos quita y nos roba y nos mata.