Gracias 2010.

Después de pensar, meditar y hacer el balance general del año que terminó, creo que puedo decir que fue un buen año, claro con sus contrastes, con sus altibajos, pero en general fue un buen año, el que disfruté mucho.
Una vez más, como cada año, llega el momento de utilizar este espacio para agradecer de una manera especial a todas aquellas personas que me han acompañado a lo largo de estos doce meses. Personas que llegaron a mi vida, personas que sin dar explicaciones se fueron, pero creo que precisamente de esto se trató este año, de ser y hacer una coladera, para que sólo quedaran las personas realmente valiosas y que estarán incondicionalmente a mi lado.
Sin lugar a dudas Tepoztlán y Veracruz marcaron en gran medida este año, cuántas de sus noches fueron testigo de mi caminar. Veracruz, tierra bendita, son tus noches de luna las que me invitan a amar, mi amor eterno para ti.
Meche, Paty, Diego, Ale... chamacos, gracias por todos los buenos momentos que vivimos estos meses, por todas las locuras que cometimos, Meche con sus berrinches, Paty con su llanto interminable, Ale con su desempolvad y Diego con su frialdad... jajaja, qué buen equipo hacemos, no??? Amigachos, espero que sigamos juntos este año, apoyándonos y disfrutando como lo hemos hecho tantas horas, tantas noches.
Ana, mi consejera por excelencia, de cuántas locuras te he hecho cómplice... gracias por escucharme, por leerme y gracias por todos y cada uno de tus consejos, espero que este año haya más café.
Alex, gracias por la confianza que me has dado, por tu amistad incondicional, por tus confidencias y por compartir un poco mis locuras, por ser mi cómplice cuando te lo pido.
Ale Robles, Ernesto Anaya, mis amiguitos, gracias por su amistad, por la confianza que me han brindado y gracias por abrirme las puertas de sus casas, de sus vidas, pero sobre todo gracias por los buenos momentos que vivimos a lo largo de estos meses.
Omar, jarocho, mi hermano... cuánto te quiero canijo, una vez más agradezco a la vida haberte puesto en mi camino. Alguien me dijo que Dios nunca nos deja solos cuando vamos a caer, y sabiamente te puso en mi camino en el momento indicado... Gracias por compartir conmigo tantos y tantos momentos, por tu confianza y por tu amistad eterna. Gracias a tu familia, mi familia putativa jajaja, a tus papás, a tus hermanos, por abrirme las puertas de su casa y recibirme una y otra vez, por aceptarme y por verme como parte de ustedes. Gracias por permitirme estar con ustedes en los momentos difíciles. Gracias a Jany por la manera tan desinteresada en que entrega su amistad. Gracias a Veracruz, mi cura, mi exorcismo, mi refugio, gracias a los jarochos que me enseñaron a ver la vida de una manera distinta.
Gracias a ti, quien definitivamente le dio el condimento perfecto, el sabor a este 2010, gracias por confiar en mí, por acercarte cuando necesitabas un consuelo, por tus locuras, por enseñarme a reír de esa manera tan descarada. Gracias por enseñarme que la vida no es sólo el glamour, si no que a veces se ve mejor desde una ventana, encerrado y a la luz de las velas. Gracias por curarme, gracias por tu desenfado, por tu misterio, por tu sonrisa, por enseñarme a trabajar al igual que tú, por permitirme trabajar a tu lado... realmente te agradezco todas esas horas que pasamos juntos este año y espero que este 2011 nos regale más momentos y si no yo me encargaré de robárselos a la vida.
Gracias Dios, gracias a la vida por todo lo que me han dado, estoy en paz y tranquilo, con la incertidumbre de lo que me deparan estos doce meses que están por delante. Sueños e ilusiones hay muchas, ya veremos cuáles van tomando forma. Por lo pronto, la manera de iniciar el año fue perfecta, en Veracruz, al lado de personas que quiero para recibir el primer amanecer de este 2011.
Posted on 1/06/2011 05:23:00 p. m. by RAÚL and filed under | 1 Comments »

1 comentarios:

RAÚL dijo... @ 19:08
Este comentario ha sido eliminado por el autor.