XXXI Marcha LGBT.















No que no, sí que sí
ya volvimos a salir.















La comunidad gay se hizo presente un año más y se adueñó de las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México. No importó lo nublado del día, todo se vistió de colores para dar paso a la XXXI Marcha LGBT.


Llegó el momento de sacar una vez más las plumas, las lentejuelas, los antifaces y uno que otro se animó a prender por un día un foquito en su clóset. Entre gritos, porras, cervezas y algunos artículos como banderas, sombrillas, rehiletes y collares, diseñados con el tradicional arco iris, se veía pasar el gran número de manifestantes, los cuales a pesar de lo poco favorable del clima no perdieron el ánimo y todos seguimos el camino con una meta común: El Zócalo de la Ciudad de México.


Desde uno de los balcones del conocido Samborn's de los azulejos vimos pasar un primer contingente que a coro gritaba aquellas palabras que ya es tradición escuchar año tras año.

Allá en las ventanas se esconden las lesbianas

Ese del balcón también es maricón

Todos los mirones también son maricones

Atrás de las persianas se esconden las lesbianas

Ese bigotón también es maricón

El que no brinque es buga

La lluvia y el granizo no se hicieron esperar. El Palacio de Bellas Artes abrió sus puertas para recibir a la comunidad gay, para recibir a todos aquellos que buscaron un refugio después de haberse empapado. Lesbianas, gays, travestis y hasta algunos enmascarados se adueñaron del Palacio de Bellas Artes. Sin lugar a dudas un gran gesto de solidaridad por parte de las autoridades del máximo recinto cultural de nuestro país por dar abrigo a los integrantes de éste mítico y ya tradicional festival de colores.


Sin lugar a dudas, éste año la marcha no fue tan emocionante como en años anteriores. Pero lo importante es recordar que sigue latente la lucha por la búsqueda del respeto a la diversidad, a la no discriminación, a las preferencias sexuales, el derecho a una vida feliz, el derecho y la obligación a vivir una sexualidad plena y saludable. 


Y por qué no, también puede ser el momento ideal para encontrar pareja, o por lo menos para hacer el intento. A final de cuentas cada quien se hace publicidad como puede y de acuerdo a las propias posibilidades.

Posted on 6/20/2009 10:33:00 p. m. by RAÚL and filed under , | 2 Comments »

2 comentarios:

ge zeta dijo... @ 0:27

Me gustaría el próximo año ir y ver qué tal está en el DF

«j·m·p...» dijo... @ 0:35

ash… no fui este, el año que viene prometo que sí U_U