Dirección General de Servicios Médicos, UNAM.



La máxima casa de estudios, la UNAM, cuenta con las mejores instalaciones de las universidades en América Latina. En sus aulas se han formado los profesionales que le dan forma y vida al ámbito cultural, científico, artístico, social, humanístico, en nuestro país.

El día de hoy durante el entrenamiento de teatro, tuve un accidente, el dedo pulgar de mi mano derecha se dobló por completo y tronaron mis huesos, pensé que había sido una fractura, pero al revisar mi dedo, me di cuenta que gracias a que había calentado perfectamente mi cuerpo, mi dedo no se fracturó y pude continuar con mi examen corporal. La inflamación y el dolor no se hicieron esperar y es aquí justo cuando empecé a vivir una de las pesadillas más grandes de los últimos tiempos.

Me advirtieron que tenía que hacer una gran actuación para que me recibieran en urgencias y no me pusieran pretextos, me tenía que quejar de dolor, y la advertencia, para que no quedara duda, fue, es que ahí son peor que en el IMSS o en el ISSSTE, la verdad yo no lo creía, pero desafortunadamente me tocó vivirlo.

La DIRECCIÓN GENERAL DE SERVICIOS MÉDICOS (DGSM) DE LA UNAM, cuenta con unas instalaciones maravillosas y muy buenos especialistas, lo que realmente es sorprendente es la manera tan grosera en que te tratan. La atención (desde las enfermeras, la gente de ventanillas y los doctores) es pésima y me atrevo a utilizar el término inhumano.

Me dirigí a urgencias, una enfermera me preguntó que qué hacía ahí, le traté de explicar un poco lo que había pasado, me dio una hoja para llenar con mis datos y tal parece que no entendía que había riesgo de que mi dedo estuviera fracturado y no podía escribir. Tuve que ir a buscar a un médico para que autorizara que me atendieran, obvio, después de comprobar que soy alumno de la UNAM. Consideré importante decirle que ya había tomado un analgésico y antiinflamatorio y me dijo que eso no le interesaba, que me limitara a contestar lo que preguntaba... Me mandaron a RAYOS X y la señora encargada de esa área (que estaba dormida y la tuve que despertar de un grito) de una manera en extremo grosera me recibió la orden para la placa que me tenía que tomar y externó la inconformidad por atenderme, pues ya era su hora de salida, tuve que ir  a las cajas a pagar, y lo que siempre pasa, no encontraba las cajas por ningún lado, a las enfermeras a quienes les preguntaba respondían de una manera muy grosera y me daban una orientación muy vaga, hasta que un par de almas caritativas (dos pacientes que se veía que realmente estaban sufriendo) me orientaron, creo que dentro de su dolor se compadecieron de mí porque ya habían vivido lo mismo. Regresé con la señora de RAYOS X y me dijo ay, niño, cómo te tardas, ya nadamás te estoy esparando, ya me pasé cinco minutos de mi hora de salida, rápido, que es tarde (cuando llegué ella estaba dormida).
Después de esperar a que me entregaran las placas (tiempo que utilicé para hablar con mis amigos y decirles que seguía en urgencias) me fui a consulta. Me recibió un traumatólogo y no fue la excepción, su trato muy grosero, revisó las placas, me dijo que sólo era un esguince, vendó mi mano y me dijo no te preocupes, es todo. Me dio un par de recomendaciones y salí realmente decepcionado por haber conocido esta parte obscura de nuestra Universidad.

LES RECUERDO, SI SON ALUMNOS DE LA UNAM Y SUFREN ALGÚN ACCIDENTE O SE SIENTEN MAL, POR FAVOR HÁGANLO DENTRO DEL HORARIO DE ATENCIÓN DE LA DGSM. Y NO ESTÁ DE MÁS DECIRLES QUE RECUERDEN ARMARSE DE PACIENCIA.

Y SI USTED  NO PERTENECE A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA Y SE ENCUENTRA EN LAS INSTALACIONES DE LA UNAM Y SUFRE ALGÚN TIPO DE ACCIDENTE O EMERGENCIA NI SE LE OCURRA PARARSE POR AHÍ, YA QUE NO LO ATENDERÁN ASÍ SE VAYA DESANGRANDO Y LO MANDARÁN A XOCO (EL METRO LOS DEJA Y SON BIEN AMABLES PARA EXPLICARLE CÓMO LLEGAR).


HAGO UN LLAMADO A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA PARA NO PERMITIR QUE SE NOS DÉ ÉSTE TRATO INHUMANO DENTRO DE NUESTRA UNIVERSIDAD.

POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU


Posted on 6/17/2009 09:31:00 p. m. by RAÚL and filed under | 5 Comments »

5 comentarios:

«j·m·p...» dijo... @ 22:45

Wow, no sabía que podían ser taaaan malvados…

Todas las veces que he terminado ahí —accidentes propios y ajenos— nos han tratado re bonito, sí te piden la credencial de la UNAM, pero de ahí en fuera es todo muy tranquilo y son muy amables todos…
desde una migraña de un amigo, un esguince suave de otro amigo —de los llamados: borrachazos—, un esguince que necesitó yeso mío, siempre bonita cara y toda la cosa y explicaciones amables… será que nos ha tocado con el personal de buenas???

Rosalba dijo... @ 8:19

He ido 2 veces a los servicios médicos de la UNAM, una fue para que me aplicaran la vacuna del tétanos y la otra porque tenía un problema en el ojo, que ya ni siquiera podía abrirlo =/, en esas 2 ocasiones me trataron bien (en lo del ojo fui a urgencias), me revisaron y pues me hicieron preguntas, pero en ningún momento me trataron de "malas", depende de la persona que te atienda, yo creo que a veces se hartan de recibir tanta gente y por eso se portan así, pero bueno ese es su trabajo y por ética profesional deberían de tratarnos bien.
Bueno eso es todo :P

ge zeta dijo... @ 22:52

Oh, qué feo de verdad que suceda eso. Odio cuando todo es tan burocrático y no atienden cuando están fuera horario. Y más en un lugar de urgencia como ese. =S

Anónimo dijo... @ 20:27

Bueno Raúl, estás siendo muy exagerado porque en rayos X las personas están de tiempo completo y cuando te envían para placa, el jefe te atiende. Por otra parte, el traumatólogo de Urgencias es una excelente persona que dudo haya hecho lo que dices.
Y por último, igual que eres histriónico para que te atiendan, lo eres para escribir. Creo que tu aventura se asemeja a una tragedia de Esquilo

Que pena que te digas universitario, cuando los verdaderos universitarios no salen con estas vaciladas.

Anónimo dijo... @ 21:27

Yo he ido dos veces a urgencias, una en la que tuve un accidente con ácido sulfúrico (y sólo me colocaron vendas) y otra por un problema del corazon (a lo que me mandaron con mi doctor particular). No fueron tan groseros ninguna de las dos veces pero si algun dia vuelvo a tener un accidente espero estar muy lejos del Servicio Medico de mi querida universidad.