A...

¿Te acuerdas de la primera vez que dije te quiero? Yo creo que no, porque ni yo mismo logré escuchar mi propia voz. Era un grito desesperado de algo que mi boca no lograba articular, de palabras que mi mente no lograba juntar.
Hoy no lloro. ¿Sabes? Estoy enamorado...
Siento miedo, ese mismo y ajeno miedo acompañado del delatador sismo, esos, aquellos que simbraron y abarcaron mi cuerpo la primera vez que te vi; porque ni yo sabía que en ese preciso momento comenzaba ya a amarte.
En ese entonces en mí reinaba la inmadurez y la soberbia, hoy no soy mejor, pero la humildad del amor y los golpes del dolor me logran sosegar.
Escucho una canción que nadie canta, una canción que nunca ha sido escrita, que no tiene principio ni destino; creo es la misma que había escuchado en algún lugar distante, ya no existente y tú... tú a mi lado. Y lo único que te pido, que te suplico, es que sientas un poco de miedo para que compartas lo que yo siento.
Te veo perfecta, torpe, no sé si distante...
Y te llamo como te llamé un día: mi diosa... A ti: musa y erinia, compañera tú de tantas y tantas noches. Creación y devastación que logran ser lo imperante en mi ser.
Historias son muchas las que se escriben sin tinta en mi mente y de nueva cuenta ahí estás y hasta en estas líneas me has de acompañar.
¿Lo vas a leer? No lo sé.
¿Esto te será entregado? Tal vez nunca.
Trato de inventarte de una manera diferente cada noche y no sé...
Mi cuerpo y mis labios te llaman, mi sexo te reclama y todo mi ser te ama.
Palabras pueden ser muchas y como una vez lo dije: lo mejor de todo es lo que no se ha dicho, lo que callamos y reclamamos como nuestro únicamente.
Te invito a observar un poco, el día que te atrevas a mirar el fondo de mi ser te vas a sorprender... El miedo es contagioso.
Posted on 12/02/2008 11:17:00 p. m. by RAÚL and filed under , | 2 Comments »

2 comentarios:

Anónimo dijo... @ 19:12

que romantico me saliste
pero bueno igual y es un pasaje de tus noches boemias de alcohol y mas pero bueno pues un saludo te cuidas bye

ricardo

Anónimo dijo... @ 22:57

Hola que tal buen amigo que en contadas ocaciones compartimos sabiduria y conocimiento, es grato ver que cultivas tu mente y alma con escritos como este que aun que no he de ser conocedor de la literatura, mi alma algo a de comrpender y no equivocarse que tienes el don de la escritura, un saludo y un abrazo, Arhur.