Entre la espada y la pared.

Si una mujer te traiciona la perdonas y ya,
pero si es un amigo... ay, cómo duele!

Aquí les dejo el video de una canción que regresó a mi mente después de una muy amena charla en un café de esta , nuestra hermosa Ciudad de México.
Espero les guste y la disfruten... y va para todos aquellos que han sido lo suficientemente listos para aprender a diferenciar entre la fantasía y los rencores.

Posted on 5/24/2009 03:07:00 p. m. by RAÚL and filed under , | 1 Comments »

1 comentarios:

ge zeta dijo... @ 21:29

Uy, alguien acá anda un poco pensante en esas situaciones. Es cuando se junta todo y se hace un nudo que nos incomoda y no nos permite seguir.

Difícil aprender a hacer esa diferencia.